Warning: include(/home2/axtbfdpy/public_html/wp-content/plugins/better-wp-security/core/modules/backup/init.php) [function.include]: failed to open stream: No such file or directory in /home2/axtbfdpy/public_html/wp-content/plugins/better-wp-security/core/class-itsec-core.php on line 221

Warning: include() [function.include]: Failed opening '/home2/axtbfdpy/public_html/wp-content/plugins/better-wp-security/core/modules/backup/init.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php:/usr/local/lib/php:/home2/axtbfdpy/public_html/wp-content/plugins/advanced-access-manager/library/:/home2/axtbfdpy/public_html/wp-content/plugins/advanced-access-manager/library/phpQuery/phpQuery/:/home2/axtbfdpy/public_html/wp-content/plugins/advanced-access-manager/library/phpQuery/phpQuery/plugins/') in /home2/axtbfdpy/public_html/wp-content/plugins/better-wp-security/core/class-itsec-core.php on line 221
Plexo Braquial - Clasificación |

Plexo Braquial Clasificación

Comparte esto en Facebook/Share in Facebook Comparte esto en Twitter/Share in Twitter Comparte esto en Google+/Share in Google+
Print Friendly

4. CLASIFICACION

TIPOS ANATOMOPATOLÓGICOS:

1.- Avulsión radicular o lesión preganglionar

Se trata de un arrancamiento de las raíces de la médula con la consiguiente muerte de las neuronas medulares correspondientes. Las raíces del plexo braquial están formadas por ramas ventrales y dorsales que se unen en la médula espinal en los surcos anterolaterales y posterolaterales respectivamente. Las avulsiones pueden afectar a las raíces primarias dorsales (sensitivas), ventrales (motoras) o a ambas. La neurona sensitiva situada en el ganglio sensitivo raquideo de la raíz dorsal sobrevive, así como el axón sensitivo periférico.

A veces la laceración medular origina signos de piramidalismo o trastornos esfinterianos y se observa un síndrome de hemisección medular (Brown-Sequard) de diferente severidad en el 5% de las avulsiones completas que se especula que es producido por compromiso vascular medular. La ruptura de la duramadre produce fuga del LCR y la cicatriz dural puede formar o no pseudomeningoceles visibles en las pruebas de imagen.

Esta es una lesión gravísima e irreparable por cirugía directa y no existe ninguna posibilidad de recuperación espontánea. Por lo tanto exige la utilización de transferencias nerviosas.

TIPOS DE AVULSIÓN

TIPOS DE AVULSIÓN

 2.- Lesión postganglionar.

Después del ganglio raquídeo. Pueden ser lesiones en continuidad con conservación más o menos de las cubiertas nerviosas o se pueden presentar como rupturas completas con formación de doble neuroma (es decir de dos cicatrices en ambos extremos). Las raíces C5 y C6 generalmente se rompen fuera del foramen mientras que las raíces C8 y T1 se arrancan de la médula.

TIPOS DE LESIÓN.

 1. Supraclaviculares.

Constituyen el 75% de todos los plexos. Pueden ser preganglionares en raíces o postganglionares al nivel de los troncos. Dentro de ellas se distinguen varios tipos:

1.1 Superiores (Erb Duchenne).

Son el 22% de las supraclaviculares. Se producen por tracción del brazo hacia abajo y desviación de la cabeza hacia el otro lado con aumento del ángulo cuello-hombro. Implican las raíces C5, C6 solas o junto la C7 o el tronco superior solo o junto con el tronco medio.

1.2 Medias (Remack).

Son muy raras. Se producen por tracción con el brazo en abducción de 90º y afectan la raíz C7 o el tronco medio exclusivamente.

1.3 Inferiores (Déjerine Klumpke).

El 3% de las supraclaviculares. Se producen por tracción hacia arriba del brazo que origina casi siempre un arrancamiento de las raíces C8 y T1.

1.4 Totales.

Sucede en el 75% de las supraclaviculares y se producen después de un traumatismo más violento. O bien se observa ruptura postganglionar de todo el plexo, ruptura de las raíces superiores y avulsión de las inferiores o avulsión de todas las raíces.

2. Retroclaviculares.

Postganglionares, muy infrecuentes y afectan a las divisiones. Se observan en fracturas de clavícula.

3. Infraclaviculares.

Constituyen el 25% de todos los plexos. Lógicamente son postganglionares y ocurren en los cordones y sus ramificaciones. Son de mejor pronóstico. En estos casos la tracción nerviosa se produce por luxaciones de hombro o de la articulación acromio-clavicular y en fracturas de la extremidad proximal de húmero. Suceden generalmente donde los nervios están más fijos como el paso del nervio circunflejo en el espacio cuadrilátero, la introducción del nervio supraescapular por la escotadura supraescapular o la entrada del nervio musculocutáneo en el coracobiceps. Tienen una alta incidencia de lesión vascular asociada.

4. Doble nivel.

Suceden en un 10% de las supraclaviculares. A una lesión supraclavicular se le asocia una afectación infraclavicular. Lo más frecuente es la asociación de una lesión radicular o de un tronco primario con un arrancamiento al nivel muscular del circunflejo en el deltoides o del musculocutáneo a su entrada en el coracobiceps.

  1. Introduzca aquí su pregunta o sugerencia. Gracias.
Zoom In  Reset Zoom  Zoom Out

Traducir/Translate:

Publicaciones por Tipo

Histórico Publicaciones